La adrenalina de volver a correr después de la cuarentena

La alarma suena, pero sus ojos están abiertos desde hace horas. La ansiedad no lo dejó dormir. Hace dos días le dieron la noticia que más había esperado en la cuarentena: puede salir a correr. Sus pies sienten el asfalto y su rostro la brisa de ser libre. Marco Julián ha vuelto a sonreír con lágrimas de emoción. La adrenalina lo lleva a recorrer los mejores cinco kilómetros de su vida.

El martes 21 de abril, el Gobierno de la provincia de Jujuy, Argentina, anunció el permiso para salir a correr o trotar. Un plan piloto que se rige por el último número del documento: un día salen los impares y al otro los pares. Solo de lunes a sábado. Los domingos todos deben estar en cuarentena.

Dos días después, el jueves 23, Marco revivió como atleta. En los ocho años que lleva dedicado al running, nunca había estado tanto tiempo sin correr. 40 días en casa, encerrado y sin sentir la sensación de volar. “Volver a correr fue algo maravilloso. Fueron los cinco kilómetros más fascinantes de mi vida”, confesó aún emocionado desde San Salvador de Jujuy.

A las 8:00 de la mañana -hora en que tienen permitido correr- salió con su remera del Team Cabra´s Running y un tapabocas. Su alegría era como la de un niño que va de paseo por primera vez. El reloj estaba de adorno en su mano. Había planificado un trote progresivo de treinta minutos. Sin embargo, se dejó llevar por las sensaciones. “El nivel de adrenalina que tenía no lo había sentido en ninguna carrera”, contó el jujeño de 33 años.

Durante mucho tiempo ha dedicado su vida al atletismo. Cuando era joven participaba en competencias regionales y nacionales. Su amor por el deporte hizo que estudiara educación física y desde entonces también se ha encargado de entrenar a otros runners. La montaña es su obsesión y siempre la escoge para recorrerla en ultradistancias.

Una adaptación progresiva

El entrenador del Team Cabra´s Running está feliz de volver a correr, aunque hace un llamado a ser conscientes. “Hay un principio de progresión de las cargas y deben ir aumentando de a poco. No pueden hacer 30 kilómetros. Es ir en contra de tu integridad física”, explicó el especialista sobre cómo debe ser la reincorporación a la rutina. Además, acotó que los mejores tapabocas para correr son los confeccionados con tela ecológica.

En Argentina, el auge de las carreras ha aumentado en los últimos años. Durante la cuarentena por el Covid-19 muchos han seguido un plan de entrenamiento profesional y otros se han excedido. “A mis alumnos les doy la tarea y lo hacen de forma natural en su casa. He visto a otras personas correr muchos kilómetros en un perímetro de 3 a 4 metros. Nunca estuve de acuerdo con eso”, afirmó Marco Julian.

Aún no ha ido a su amada montaña, solo puede correr en las zonas cercanas a casa. El estar aislado y sin hacer lo que tanto le gusta cambió su manera de ver las cosas. Ahora va con calma, disfruta cada segundo y agradece sentirse vivo a través de sus zancadas.

Lee también: ¿Quién es el corredor argentino que hace mascarillas para ayudar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba