Canelo Álvarez busca callar bocas

Saúl “Canelo” Álvarez tendrá, una de las pruebas más duras que ha enfrentado los últimos años. El mexicano rivalizará ante el inglés Billy Joe Saunders quien se encuentra invicto en 30 peleas. El careo se realizará en el AT&T Stadium de Dallas, Texas.

https://www.instagram.com/p/COlZQtzL8LR/

La pelea luce como un reto para el peleador oriundo de Guadalajara siempre criticado por buscar rivales a su medida. Esta vez Álvarez tendrá al frente a un peleador que parece inagotable como lo es Saunders. El inglés es un fajador y tiene una capacidad física capaz de aguantar los embates del mexicano.

“Nada me frustra; Solo estoy concentrado en ganar el sábado. Tiene que pelear conmigo el sábado, eso tiene que suceder, no es un problema”, aseveró el peleador inglés.

El Canelo se ha visto muy bien en la división de supermediano y el campamento de preparación se basó en mejorar la capacidad de respuestas a los ataques por parte del luchador británico. Por su parte Saunders habló mucho antes de la pega y tendrá que reforzar todo lo que dijo con una pelea a la altura.

«¿Cree que me dará una lección de boxeo?» dijo Álvarez. «Ya veremos. No soy el mismo chico que era hace cinco o seis años. Tengo experiencia; Soy un luchador más maduro. Él puede decir lo que quiera, el sábado por la noche, está en un nivel diferente de pelea. Espero no necesitar a los jueces esa noche.

Canelo a callar bocas

En su último combate, realizado en febrero de este año, Canelo acabó con el turco Avni Yildirim, un rival que fue cuestionado por todos y que alimentó aún más a los detractores del mexicano por confirmar que era un peleador que no estaba a la altura del campeón.

«El objetivo es ser indiscutible en 168 libras, y luego veremos. Creo que podría quedarme en el peso súper mediano hasta el final de mi carrera. Creo que me quedan unos siete años hasta que me jubile, pero estoy escuchando a mi cuerpo, y cuando me dice que deje de fumar, lo dejo”, aseguró Saunders

Del otro lado la última vez que peleó Saunders fue en 2020 y venció por decisión unánime a Martin Murray en Wembley. La pelea fue en diciembre del pasado año y luego de eso Saunders contrajo el virus COVID-19 en medio del campamento de preparación para la pega ante el Canelo.

El último rival que puso en aprietos al mexicano, fue el kazajo Gennady Golovkin y Saunders podría entrar en ese renglón de luchadores complicados para el tapatío. Álvarez tiene poco que ganar y mucho que perder, mientras que Saunders tiene muchísimo que ganar en este combate y erigirse como el verdugo del Canelo y bajarlo del pedestal que tiene dentro del boxeo mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba