Cascos anticoronavirus: ¿la salvación de la NFL?

De todas las ligas deportivas de Estados Unidos, la NFL es la que cuenta con más tiempo de maniobra. Su temporada inicia en septiembre, por lo que cuenta con varios meses para buscar opciones para disputar sus encuentros en medio de una pandemia. Cascos anticoronavirus, es la más popular.

Según informó el director médico de la Asociación de Jugadores de la NFL, Thom Mayer, inició la prueba de unos prototipos de cascos que le permitan a los jugadores reducir al mínimo el riesgo de contagio. Las caretas contarán con material quirúrgico o N95, para proteger el organismo de cada atleta.

“A principio de marza, sugerí que deberíamos considerar formas novedosas y emergentes de manejar los cascos y las máscaras faciales. Además de la propagación del virus”, aseguró Mayer, quien se mostró optimista.

De momento es imposible saber cómo será el modelo definitivo del casco anticoronavirus. Sin embargo, en las discusiones iniciales se afirmó que debe cubrir todo el rostro, con visores que no se empañen para no perjudicar el rendimiento de los jugadores.

“Tiene que haber algunos prototipos (…) Algunas de éstas, cuando las miras al comienzo, te hacen pensar: ‘No’, porque no estás acostumbrado a verlas. Simplemente no tienes esa costumbre, pero se está analizando cada asunto que puedan imaginar; incluso si esto se empaña y qué podríamos hacer. Esta gente está habituada a lidiar con estas cosas”, continuó Mayer.

Oakley, la encargada del diseño de los cascos

La marca Oakley, especialistas en lentes, serán los encargados de la creación de los cascos para los jugadores. Y las pruebas se encuentran lo suficientemente adelantadas como para que el proyecto sea aprobado para agosto.

A pesar que los deportistas siempre son reacios a cambios drásticos, la necesidad de jugar los llevará a probar. Así lo confirmó JC Tretter, centro de los Cleveland Browns y presidente del sindicato de jugadores.

“En este momento no hay malas ideas (…) En cierto modo, hay que pensar diferente. Sólo porque algo es una idea, ello no significa que vaya a ocurrir definitivamente, pero necesitas explorarla y entenderla”, afirmó.

Aunque los cascos evitarían el contagio entre jugadores, la NFL tiene otro escollo por superar. Si las autoridades sanitarias en los Estados Unidos afirman que las competiciones deportivas se deben disputar a puerta cerrada, provocará una pérdida económica enorme para la liga.

Según un reportaje de Forbes, la NFL tendría una pérdida de 5.500 millones de dólares si juega a estadio vacíos. El cálculo llega por la venta de entradas, comida, bebida, patrocinadores y otros ingresos que generen los aficionados en los estadios.

La revista expresó que esas posibles pérdidas de 2020 equivaldrían al 38% de los ingresos totales que tuvo la liga en 2018-19. Los cascos anticoronavirus ganarían una batalla, pero no la guerra.

La marca Oakley, especialistas en lentes, serán los encargados de la creación de los cascos para los jugadores. Y las pruebas se encuentran lo suficientemente adelantadas como para que el proyecto sea aprobado para agosto.

A pesar que los deportistas siempre son reacios a cambios drásticos, la necesidad de jugar los llevará a probar. Así lo confirmó JC Tretter, centro de los Cleveland Browns y presidente del sindicato de jugadores.

“En este momento no hay malas ideas (…) En cierto modo, hay que pensar diferente. Sólo porque algo es una idea, ello no significa que vaya a ocurrir definitivamente, pero necesitas explorarla y entenderla”, afirmó.

Aunque los cascos evitarían el contagio entre jugadores, la NFL tiene otro escollo por superar. Si las autoridades sanitarias en los Estados Unidos afirman que las competiciones deportivas se deben disputar a puerta cerrada, provocará una pérdida económica enorme para la liga.

Según un reportaje de Forbes, la NFL tendría una pérdida de 5.500 millones de dólares si juega a estadio vacíos. El cálculo llega por la venta de entradas, comida, bebida, patrocinadores y otros ingresos que generen los aficionados en los estadios.

La revista expresó que esas posibles pérdidas de 2020 equivaldrían al 38% de los ingresos totales que tuvo la liga en 2018-19. Los cascos anticoronavirus ganarían una batalla, pero no la guerra.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba