COI se prepara para convivir con el Covid-19

El Comité Olímpico Internacional (COI) decidió plantarse contra la pandemia que provocó el coronavirus. Se cansó de escenarios supuestos y afirmó que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados a 2021, no se cancelarán, sin importar si el Covid-19 esté controlado o no en el mundo.

El vicepresidente del COI, John Coates, fue el encargado de izar la bandera. En una entrevista para AFP, garantizó que la cita tendrá lugar «con o sin» coronavirus. Además, precisó que «empezarán el 23 de julio del próximo año».

Con esa declaración, la entidad oficialmente modificó el tono con el que hablan del evento. Tras meses en los que no se animaron a garantizar las competencias por la pandemia, ahora es un hecho que los Juegos se celebrarán de acuerdo al plan trazado.

«Serán los Juegos que habrán conquistado al Covid, la luz al final del túnel», continuó el directivo del COI. Lo único que no se animó a dar como un hecho, es si habrá presencia de aficionados en los estadios.

John Coates habló en representación del COI.
John Coates habló en representación del COI. (Photo by Behrouz MEHRI / AFP)

De momento, el COI defiende su invicto cuando se trata de evitar cancelación de Juegos Olímpicos por enfermedades. Solamente conflictos bélicos ocasionaron la anulación de la cita

COI lucha contra la opinión pública

La declaración de John Coates también es una declaración de fuerza contra la opinión pública. A pesar de que en el mundo ya se habla de una vacuna contra la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, no hay una certeza que todo estará solucionado en los próximos 10 meses.

De momento, las fronteras de Japón siguen estando cerradas en gran medida a los extranjeros. Por su parte, muchos expertos dudan que para el próximo verano la pandemia esté bajo control.

Esto dejó a los Juegos Olímpicos de Tokio como riesgo desproporcionado para la opinión pública. Según varios sondeos recientes, una clara mayoría de japoneses quiere que los Juegos se vuelvan a aplazar o que se anulen, a causa del coronavirus.

De acuerdo a Coates, el gobierno nipón «no ha renunciado en absoluto» a organizarlos, pese a «la tarea monumental» que constituye el aplazamiento. De hecho, afirmó que ya están trazando un plan con varias variantes para que Tokio encienda su llama olímpica en julio de 2021.

«Antes del Covid, (el presidente del COI) Thomas Bach declaró que eran los Juegos mejor preparados que hayamos visto nunca, las sedes estaban casi todas terminadas, ahora ya lo están, la villa (olímpica) es increíble, todo va bien», explicó el miembro del COI.

«Fueron aplazados un año, lo que representa una tarea gigantesca en términos de dar seguridad a todas las sedes», señaló el presidente del comité de coordinación para los Juegos.

Explicó que ha hecho falta renegociar los contratos con los patrocinadores y los hoteles. Además, los compromisos de los ‘sponsors’ renovados un año, así como los derechos de retransmisión.

Japón ha invertido miles de dólares en estos Juegos y el retraso aumentará los costes.

Coates recordó que el COI ha intentado suavizar las consecuencias de la crisis, inyectando «unos 800 millones de dólares suplementarios para apoyar a las federaciones internacionales, cuyos ingresos se verán amputados este año, así como a los comités olímpicos nacionales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba