¿Cómo vive la cuarentena un campeón olímpico?

Kevin Mayer, campeón en Londres 2017 y subcampeón en Río 2016 en decatlón, tiene bastante claro lo que debe pasar con las competencias deportivas. Por más pasión y dinero que generen, en este momento no son una prioridad, por lo que debe adaptarse a la cuarentena.

Acostumbrado a tener una rutina bastante agitada, el francés encontró comodidad en su casa. No entrena ni exige a su cuerpo a sesiones extremas de acondicionamiento físico, por lo que ve todo como una etapa de recuperación. Mientras que en el aspecto psicológico, una preocupación de los especialistas por los deportistas, tampoco es problema.

«No estoy al borde de la depresión. Desde un punto de vista físico y psicológico, vivo muy bien este confinamiento. No me aburro para nada», apuntó el campeón de 28 años de edad. «Veo series, me gusta la astronomía. Aproveché para comprar materiales muy buenos”.

Mayer, según explicó a AFP, su estabilidad emocional llega por comprender la delicada situación. Sabe que la lucha contra el coronavirus se pelea desde casa, razón por la que no se angustia ni deja que la ansiedad tome posesión de su mente.

“Ocupo bien mis días. Mi preocupación son las catástrofes que provoca esta pandemia en la sociedad. El deporte es ahora secundario y no hay que protestar por las cancelaciones. Sería egoísta hacerlo», recalcó.

Un campeón sin competir en casa

Uno de los grandes deseos del campeón Kevin Mayer era ganar la medalla de oro en el Europeo que se iba a realizar en París. Levantar los brazos al frente de sus compatriotas era una imagen que paseaba por sus sueños, sin embargo, entiende a la perfección el motivo por el que no sucederá.

El pasado jueves 23 de abril se oficializó la cancelación del evento por la pandemia provocada por el coronavirus. De momento no hay información si se realizará en 2021, algo que lamenta el atleta.

“Es una pena es que nunca he tenido un gran campeonato en mi país y me apetecía”, afirmó. “Tendremos que tener paciencia, estamos en un momento complicado en el que el deporte pasa a un segundo plano y hay que aceptarlo».

Pero como dijo anteriormente el campeón olímpico: en este momento hay luchas más importantes.

“No pensaba en una cancelación para el Europeo, pero vivo tan día a día en este momento que ya no me espero nada. Entreno para la próxima competición, sin saber dónde o cuándo será», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba