Daniel Dhers se la vacila cada vez que vuelve a su querida Caracas

La migración venezolana ha traído diferentes situaciones. Aquel que salió del país extrañándolo cada día, otros cuya crisis los llevó a no querer volver. Daniel Dhers forma parte del primer grupo. Cada vez que regresa a la Caracas que lo vio nacer el 25 de marzo de 1985 muestra en sus redes sociales cómo disfruta volviendo a sus raíces.

Desde tomar el Metro, andar en moto por Catia, hasta rodar con las jóvenes promesas por toda la ciudad. Así es el campeón panamericano en BMX y cinco veces ganador de los X Games. Un deportista que lo caracterizan muchas cosas, pero dos resaltan; su sonrisa con los dientes postizos, que tuvo que colocarse por las caídas, y la humildad para siempre regresar al punto de partida.

https://www.instagram.com/p/CI3mTBhJRes/?utm_source=ig_web_copy_link

El clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio realizó una exhibición llamada Ruta Extrema. En ella montó mini exhibiciones en varios puntos de Caracas iniciando en la plaza de Los Dos Caminos, luego se fue a la Plaza Altamira, Plaza Venezuela para cerrar en el Paseo Los Próceres.

«En enero realicé la misma ruta tipo comandó y el resultado fue sensacional. Muchísima gente se fue sumando en cada parada y los riders nacionales tuvieron la oportunidad de mostrar su talento. En esta oportunidad quise hacer lo mismo, con mayor logística y darle un poco de alegría a mi país en este momento tan difícil».

El futuro del BMX en Venezuela lo acompañó

Junto a Daniel Dhers rodaron varios riders de la movida nacional y de todas las edades. En los videos colgados en sus redes sociales se dejan ver desde adultos hasta niños pequeños quienes mostraron sus piruetas sobre las rampas inflables que el equipo del atleta desplegó por los puntos de la capital.

«Chacao es mi casa, aquí nací y fue donde aprendí a montar. Pedalear en estas calles es retroceder a mi infancia y eso siempre es un gran placer», dijo Dhers. El venezolano volvió a los sitios por donde transitó cuando fue adolescente y donde se inició en el mundo del freestyle hasta que a los 16 años se mudó junto a sus padres a Buenos Aires para luego radicarse en Estados Unidos donde tiene un moderno parque de entrenamiento.

Daniel Dhers en su exhibición por Caracas / Daniel Dhers

«La vez pasada quedé con las ganas de visitar el paseo los próceres. Es un gran escenario histórico y sinónimo de Venezuela, para esta actividad obtuve los permisos necesarios para montar la ruta allí y no había mejor lugar para terminar. Gracias a todos por el apoyo constante y por hacer la ruta con nosotros».

No es primera vez que se muestra en Caracas

Después de 10 sin competir en Venezuela, y unos cuantos sin volver, Dhers se activó en la ruta a los Panamericanos de Lima en 2019 y los Juegos Olímpicos. En abril de ese año participó en dos pruebas de la Copa Venezuela BMX Freestyle en las que sumó 400 puntos para la cita en Tokio, además se dejó ver por el público de su país.

“Lo que me alegra de eventos como este es que estamos uniendo. Es lo que quiero a través del deporte: transmitir unión y alegría. Estamos en un momento difícil, eso no se puede negar, pero hay que mantener la cabeza en alto. Me enorgullece representar a Venezuela donde quiera que voy”, le dijo al Correo del Orinoco.

Ese mismo año fue nombrado por el Comité Olímpico Venezolano como Atleta del Año. En el 2020 volvió a las pistas con un bronce en Croacia y luego ganó oro en el festival de deportes urbanos ImaginExtreme Barcelona, España.

Cuando Daniel Dhers regresa a Venezuela es un suceso. No se queda en la habitación de un hotel ni en los grandes salones de reuniones, sale a la calle a mostrarle a su gente, como uno más de ellos, que los sueños se hacen realidad. Hasta ir a unos Juegos Olímpicos, que nunca fueron el suyo, pero que ahora es su máxima meta antes de volver a pensar en el retiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba