El beisbol le sonrió a Tom Brady y Patrick Mahomes antes que el fútbol americano

El beisbol le sonrió por mucho tiempo tanto a Tom Brady como a Patrick Mahomes. Los dos mariscales de campo, ambos de dos generaciones completamente diferentes, se enfrentarán en el Súper Bowl LV este domingo, en Tampa. Pero antes de triunfar en los emparrillados profesionales de la NFL, las Grandes Ligas le pusieron los ojos.

Lee también: ¿Por qué Tom Brady es toda una franquicia para el Súper Bowl?

Eso sí: no se puede decir que los dos casi tocan las Mayores. En realidad estuvieron bastante lejos, pero sí es cierto que ambos fueron evaluados por organizaciones del Big Show. Quizás no llegar a los diamantes profesionales fue lo mejor; tal vez no iban a tener los grandes éxitos que han logrado en el fútbol americano. O Quizás el beisbol se perdió de dos grandes jugadores. En este momento da igual eso.

Brady más cerca que Mahomes del beisbol de MLB

Aunque en las venas de Patrick Mahomes corre sangre de beisbol, fue Tom Brady el que estuvo más cerca de firmar con una organización de Grandes Ligas. Nacido en San Mateo, California, el actual mariscal de campo de Tamba Bay Buccaneers era una estrella del juego de pelota en el High School Junipero Serra. No era un mal catcher, e incluso era un bateador de altos promedios y de poder.

El nombre de Tom Brady resonó en las oficinas de un equipo de Grandes Ligas. Los Expos de Montreal quisieron firmar al deportista de 17 años en 1994. La idea era conseguirlo en la ronda 18 del draft colegial. Pero eso no se dio. ESPN recuerda unas palabras de Kevin Malone, exgerente de Monteral, a Bleacher Reports en 2017: “Creo que pudo haber sido uno de los mejores receptores de todos los tiempos”.

Mientras que Patrick Mahomes crecía en los diamantes de beisbol por el trabajo de su papá, Tom Brady triunfó en la Universidad de Michigan como quarterback. Los New England Patriots lo tomaron en el draft colegial del 2000 en la sexta ronda. Fue una selección discreta para uno de los mejores jugadores de la NFL en la historia, uno que va por su séptima victoria en el Súper Bowl.

El beisbol en la sangre de Pat

Patrick Mahomes también era un talentoso multiatleta. Trató de seguir el camino de su papá, el pitcher grandeliga Pat Mahomes, y participó en unos pocos encuentros en el beisbol universitario, con el Texas Tech Red Raiders. Pero hasta allí llegó. Solo estuvo por tres encuentros como bateador y uno como pitcher. Su padre estuvo en las Mayores durante 11 temporadas, cinco con Mellizos de Minnesota, dos con Mets de Nueva York, dos con Medias Rojas de Boston, y luego Piratas de Pittsburg, Rangers de Texas y Cachorros de Chicago. Incluso lanzó tres campañas en Venezuela con Navegantes del Magallanes, Tiburones de La Guaira y Caribes de Anzoátegui.

Al final, y al igual que Tom Brady, Patrick Mahomes dejó a un lado el beisbol y se concentró completamente en el fútbol americano. Fue tomado en el Draft 2017 de la NFL por Kansas City Chiefs como décima escogencia de la primera ronda. Llevó al equipo a ganar el Súper Bowl del año pasado.

Así es como ambos mariscales de campo, las máximas estrellas del momento en la NFL por lo que harán el domingo, tuvieron un breve romance con el beisbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba