¿Jorge Linares en el ocaso de su carrera?

Jorge Linares es uno de los más grandes boxeadores en la historia de Venezuela. El de Barinitas colecciona tres campeonatos del mundo, pero el pasado sábado cayó por nocaut ante el ruso Zaur Abdullaev y con 34 años de edad a cuestas parece que el “Niño de Oro” estaría a las puertas de cerrar su carrera.

El venezolano no tiene que probar nada en el mundo del boxeo. Linares ganó tres títulos mundiales y logró conquistar los tres mercados más grandes del pugilato en este momento, Japón, Inglaterra y Estados Unidos.

En su primera visita a Rusia, el “Niño de Oro”, se mostró con una estrategia un tanto plana contra un rival pegador que tenía unos kilos más que el criollo. En las tarjetas oficiales, Linares era el virtual ganador, pero decidió lanzar todo lo que tenía en el último asalto y terminó pagando el precio. El criollo fue enviado a la lona en dos ocasiones y el réferi paró la pelea cuando estuvo a un paso de un tercer knockdown.

La esquina de Linares se mostró bastante pasiva durante el combate. Esta vez el entrenador fue el mexicano Rudy Hernández. Una vez más el criollo cambió de esquina, algo que le ha resultado con momentos de altibajos en su carrera. Antes de Hernández su cornerman fue su hermano Carlos con quien tuvo un trabajo interesante.

Linares aseguró que aún le queda carrera, pero con los pesos ligeros que están en este momento y la edad como otro rival, tendrá que hacer un trabajo titánico para mantenerse en la élite del pugilismo mundial o tomar la difícil decisión de terminar su carrera.

10 años después Linares pasa por lo mismo

Jorge Linares no tenía dos derrotas consecutivas desde hace diez años. El criollo en ese momento cayó por nocaut técnico con el mexicano Antonio De Marco y luego por la misma vía ante Sergio Thompson. Ahora viene de caer ante Devin Haney (En una pelea impresionante para el criollo) y en esta última contra Abdullaev.

Y es que estos rivales “exóticos” son los más difíciles para el venezolano. De las 7 derrotas del criollo 6 han sido por nocaut y la mayoría contra rivales que en el papel eran “ganables”.

La carrera de Linares está en un punto de no retorno. El criollo tendrá que apelar a la maña para poder volver a conseguir una oportunidad titular y tener una agenda de combates más inteligente. Además, Linares pudo haber terminado con secuelas por el COVID-19 que sufrió y por el que tuvo que posponer su pelea contra Javier Fortuna.

Pase lo que pase, Jorge Linares, será siempre uno de los más grandes peleadores venezolanos y entre los pesos ligeros tendrá su nombre labrado en letras doradas. Si la historia se repite, luego de las dos derrotas seguidas hilvanó 13 triunfos al hilo y consiguió otro título mundial.

Botón volver arriba