Juan Castillo, el hombre del softbol colombiano hecho en Venezuela

Hace ya 10 años hay un hombre en Colombia trabajando por el softbol de su país: Juan Castillo. Este experimentado señor está encargado de dirigir a varias selecciones cafeteras de esta disciplina y, en su ADN, tiene la preparación hecha a base de sangre venezolana.

“Hice mi carrera profesional en Venezuela y entrené la selección de ese país durante 10 años. Luego en 2010 me residencié acá en Colombia por intermedio de la Federación de Softbol que me contrató para dirigir a las distintas selecciones”, cuenta.

“En Venezuela viví maravillosos momentos en todo sentido, tanto por lo humano como por lo deportivo. Todo lo que sé lo aprendí allá”, confiesa Castillo.

La adaptación a la vida deportiva virtual

Actualmente, y con su experiencia a cuestas, Castillo está lidiando con los embates de la pandemia ocasionada por el COVID-19. La vida va entre los entrenamientos virtuales y también los campeonatos por esa misma vía.

“Estamos aprendiendo a trabajar en la parte virtual y con las nuevas tecnologías. Cada uno de nuestros atletas necesitan tener los implementos necesarios como celulares o computadoras con las aplicaciones requeridas y tenemos que adaptarnos a esta situación tan difícil. Hemos estado programando reuniones para hacerle seguimiento a todo el momento que se vive”, dice.

“Actualmente se están discutiendo los protocolos. Pensamos que, en el softbol, que es un campo abierto y amplio, podemos trabajar con grupos de hasta 10 jugadores”, opina.

La rutina en este momento del profesor Castillo consta de entrenamientos de lunes a sábado tanto la rama masculina como la femenina. “Felizmente ya llevamos unas tres o cuatro semanas haciendo esto, buscando la manera de que los atletas no sientan fastidio”.

También, desde principios de mayo, inició un torneo virtual que la Liga de Softbol de Bogotá, de la mano del “profe” Castillo, ganó. “Las bases del torneo eran que cada jugador buscara la mayor cantidad de sus contactos y se conectaran a la página de Facebook Estadio Virtual, entonces allí daban un like y hacían un comentario que tenía que decir ‘Carrera por Bogotá’”.

Sobre su propia experiencia y opinión acerca del coronavirus, cuenta: “A mí en lo personal, me da temor. Yo ya tengo 60 años y es una edad complicada para el virus, pero tengamos fe en Dios”.

Por ahora, esperan la contratación de varios entrenadores que harán parte del proyecto “Tiempo Escolar Complementario” para que los niños y jóvenes puedan retomar su proceso deportivo con normalidad.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba