Judoca y militar: la historia del Capitán peruano Frank Alvarado

En el desarrollo del Open Panamericano de Judo Lima 2020, la delegación peruana se brilló grandemente. Entre sus medallistas destacó un en particular: el militar Frank Alvarado. Sí, militar del ejército peruano, que se desempeñó como judoca por más de 20 años y que hoy, tras ganar una medalla de plata para su país, se retiró como deportista.

“Estoy muy contento de retirarme de este ciclo como deportista con una medalla en un segundo puesto de un torneo importante como el Open Panamericano. He dejado todo en el tatami en estos 23 años como deportista. Hay una nostalgia, pero hay que seguir adelante por las cosas nuevas que se vienen”, declaró Frank para el portal de noticias del IPD.

El ahora exjudoca, de 34 años, siempre mantuvo su pasión deportiva a la par de su carrera como militar. En ambos rubros se sentía feliz de siempre representar a su país. “Tenía 11 años cuando tomé la decisión de hacer judo. Fue por un tema de defensa personal, básicamente, sin saber que aquí iba a encontrar mi vida. El judo lo es todo para mí», recordó Alvarado con nostalgia.

“El judo me dio mi profesión como militar, me dio experiencias, me llevó por muchos países. El judo me lo ha dado todo. La verdad estoy completamente feliz de ser judoca y retirarme dignamente(…). El Judo Perú es una familia, es una forma de vivir, así que feliz de haber terminado este ciclo con esta medalla. Ahora lo que venga a hacerlo de igual manera, siempre con la actitud de campeones”, añadió Frank Alvarado.

Servir a su país como militar y deportista


“Como buen militar, estoy siempre al servicio de la patria. Terminé los Juegos Panamericanos, me operaron y rápidamente entré a una unidad operativa. Vino lo de la pandemia y sin dudarlo también salí a dejarlo todo en las calles. Ahora, ya que ha bajado este tema del Covid, me llaman y me dicen: ‘Frank, ¿quieres competir?’. Y yo feliz de representar a mi patria y sobre todo terminar este ciclo con una medalla, sumamente importante para mí”, contó Alvarado.


Lee también:


El experimentado deportista también destacó cómo ha crecido el desarrollo de este deporte en el Perú. Él viene de la vieja escuela, que difícilmente contaba con facilidades para desempeñarse en el judo. “Soy testigo de tres generaciones. Yo recuerdo cuando no teníamos nada, cuando cada uno tenía que comprar sus cosas, sus ‘esparadrapos’, sus pastillas, no teníamos absolutamente nada y hoy lo tenemos todo”, añadió.

Gracias al judo, fue que Frank Alvarado logró ser militar. Por sus habilidades deportivas ingresó a la Escuela de Oficiales del Ejército. Hoy en día es Capitán y lidera una patrulla de más de 48 hombres. Incluso, durante la cuarentena que vivió su país a causa de la pandemia, sirvió fielmente en favor del bienestar de los peruanos. Aseguró que esta etapa del Covid la batalló como cuando defendía y representaba su patria en los Juegos Panamericanos del 2019.

El judo en Perú desde la perspectiva de Frank Alvarado

“Yo he visto cómo ha estado evolucionando la federación y definitivamente estamos en el mejor momento. Siempre con la transparencia, siempre con el amor al Judo Perú. Ahora tenemos que seguir expandiendo nuestro deporte que tanto bien hace al Perú y a las nuevas generaciones”, destacó el deportista militar, ya que esta disciplina en el país Inca está tomando cada vez más fuerza con miras a los Juegos Olímpicos.

Sin duda, Frank Alvarado es un capitán dentro y fuera de las competencias, una historia admirable para todos los judocas peruanos y también para los militares.

“Veo a los nuevos judocas y me veo reflejado. Ahora como dirigente voy a transmitirles todos mis conocimientos y ahorrarles el camino que uno ya recorrió. Hacerles el camino más fácil, aconsejándolos y bueno ahora es otra situación”, concluyó Alvarado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba