Mayerlin Rivas le da un KO al qué dirán y ama con libertad

La boxeadora Mayerlin Rivas es reconocida por ser una mujer aguerrida en el ring. Desde muy joven se ha ganado la vida a golpes. Sin embargo, al quitarse los guantes, se describe como una persona que ama con libertad. No cree en los prejuicios ni en el qué dirán, sólo en el amor que siente por su esposa Fátima.

Hace dos años, la campeona mundial Supergallo 122 libras de la Asociación Mundial de Boxeo emigró a Argentina en búsqueda de crecimiento profesional. A pesar de que las cosas no salieron tan bien, tuvo el apoyo incondicional de su pareja Fátima Mendes. “Ella siempre me ha apoyado a cumplir mi sueño. Vamos juntas de la mano”, cuenta la pugilista desde Venezuela.

Durante meses, Mayerlin entrenaba a diario en el gimnasio del Club Atlético Barracas Juniors. Su primera y única pelea en suelo argentino fue en octubre de 2018. En aquella oportunidad perdió ante la local Marcela Eliana Acuña. Después de eso no consiguió más rivales para defender su título ni ganar dinero. El estar inactiva profesionalmente la frustraba, pero Fátima siempre estaba ahí para contenerla. 

“Hubo altas y bajas. Es bonito tener a alguien a tu lado, ya que sientes el apoyo de esa persona. Había momentos en que nos desesperábamos, pero siempre una de las dos se calmaba”, comenta, quien también contó con el apoyo de la boxeadora argentina Yésica “La Tuti” Bopp.

Mayerlin se casó con su esposa Fátima en Argentina

A principio del 2020, Rivas vio una luz al final del túnel: le ofrecieron pelear en Panamá el 7 de febrero. La buena noticia vino acompañada de su matrimonio que se oficializó el 23 de enero. Desde 2010 en Argentina se permite el casamiento entre personas del mismo sexo. En Venezuela aún no está aprobado. 

“Nos casamos estando allá porque sabíamos que nos íbamos a venir. Era algo que anhelábamos. Fue como cerrar eso que teníamos pendiente y sellar el amor que sentimos mutuamente”, expresa tras buscar la fecha exacta en su anillo. 

Mayerlin Rivas tiene récord de 16-4-2

Una lucha dentro y fuera del ring 

Mayerlin Rivas está acostumbrada a luchar tanto dentro como fuera del ring. Aunque goza de un récord de 16-4-2, con 10 triunfos por la vía del nocaut, tiene muy presente de dónde viene. Las carencias en su barrio de Maracaibo no se le olvidan, tampoco los esfuerzos de su madre por darle un plato de comida. “El ayudarla a salir adelante y darle lo que no tuvo me hizo meterme en el mundo del deporte”, reflexiona. 

La zuliana jugaba fútbol, pero un día fue con sus primos al gimnasio y entre guanteos descubrió una pasión. Sin embargo, muchas veces al salir de entrenar se iba con amigos que no eran tan buen influencia. En ese momento recibió el llamado de su amiga Heilyn Ríos, quien la conduciría por el camino de una campeona mundial. 

En esta misma época, Mayerlin decidió asumir su orientación sexual y darla a conocer sin prejuicios. “Desde muy chica me gustan las mujeres, solo que salí del closet como a los 14 años. Tuve un novio, pero nunca me llenó. Conocí a mi primera novia a los 15 años”, recuerda quien siempre tuvo el apoyo de su madre. 

La Monita debutó a los 17 años en el boxeo amateur y a los 19 en el profesional. En ambas oportunidades los árbitros se tuvieron que meter porque sus rivales no aguataban más. Golpe a golpe fue consiguiendo victorias y viajes. Pasó por manos de managers que no sumaron y otros que la hicieron brillar. “¡Tenía para ayudar a mi familia!”, exclama con alegría tras lograr lo que tanto había deseado. 

https://www.instagram.com/p/B4hVpKngxo-/

En ese mismo periodo de triunfos conoció a su esposa Fátima, quien tanto en las peleas como en la vida siempre la alienta a vencer. A pesar de estar en un ambiente catalogado como machista y vivir en un país conservador, nunca sintieron rechazo. “Nosotras no vivimos del qué dirán. Nuestro amor ha sido libre. Cuando te enamoras, no es necesario gritar a los cuatro vientos que la amas. Lo importante es que ella sepa que la amas y la respetas”.

Además, la pugilista de 32 años deja un mensaje para aquellos que aún tienen miedo de divulgar lo que sienten: “Nunca vivas del qué dirán, eso no te va a ser feliz ni te va a llenar. Lo que importa es lo que tú sientes”.  

https://www.instagram.com/p/B8SehnaH2i9/

Un regreso victorioso para Mayerlin Rivas 

Luego de tantos meses sin pelear, Mayerlin se subió al ring del Arena Roberto Durán en Panamá con la mentalidad de sumar un nuevo título. Su rival fue la panameña Laura Ledezma, a quien derrotó por decisión unánime en 10 asaltos. La zuliana es la nueva campeona Supergallo 122 libras de la Asociación Mundial de Boxeo

“Fue muy emocionante. Me sentía con hambre y ganas de seguir peleando. Casi que decía móntenme a otra”, confiesa entre risas sobre su regreso al cuadrilátero después de dos años. 

https://www.instagram.com/p/B8nZ8CRAfXE/

Rivas no solo volvió a su profesión, sino que nuevamente está en Venezuela y le dio el anhelado abrazo a su madre. “Estar aquí me devolvió la vida, el aliento”, asegura la pugilista que cambió de categoría para experimentar y tener más oportunidades de peleas. 

Su meta es Estados Unidos, no precisamente por el sueño americano, sino por las carteleras boxísticas que se dan en este país. Sobre sus próximos combates, Mayerlin prefiere no develar nada. Lo deja en suspenso y decreta que vendrán cosas buenas. Por ahora, disfruta la felicidad de estar en casa junto a su esposa y su madre. Si algo la impulsa a seguir luchando es el amor, ese que demuestra cuando se saca los guantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba