Mujeres tomaron control de los Juegos Olímpicos

Los dos primeros meses del 2020 los Juegos Olímpicos tuvieron la nube sexista encima. Los comentarios del expresidente del comité organizador, Yoshiro Mori, quien aseguró que las mujeres no eran concisas y por eso no podían estar en cargos importantes dentro Tokio 2020, convirtió un evento tan importante en algo machista.

Se cambió la dirección. El mando lo tomó Seiko Hashimoto, medallista olímpica que siempre dejó claro que una de sus prioridades era darles un puesto a las mujeres en los Juegos. Pero como en la vida son más importantes las acciones que las palabras, rápidamente tomó decisiones al respecto.

El Comité de Organización de los Juegos Olímpicos de Tokio aprobó el nombramiento de 12 mujeres en su Consejo Ejecutivo. La mejor medicina para mandar al olvido el pasado escandalo y limpiar la imagen de Tokio 2020 que fue golpeada por el machismo.

Con estos nuevos nombramientos, el porcentaje de mujeres dentro del Consejo Ejecutivo de Tokio-2020 llegará al 42%, que contrasta con el 20% actual. Además, la presencia femenina pasó de 7 a 19, sobre un total de 45 miembros, frente a los 35 miembros anteriores.

Un mensaje de igualdad para las mujeres del mundo

Esto «envía un mensaje a diferentes grupos, al mundo del deporte y a la sociedad en su conjunto. También esperamos que nuestras decisiones recientes tengan un impacto», declaró Hashimoto, quien antes de asumir la presidencia de Tokio-2020 era una de las dos únicas ministras en el gobierno nipón.

Seiko Hashimoto tomó el mando de los Juegos Olímpicos- Foto AFP

Entre los nuevos nombramientos del Consejo Ejecutivo aparecen dos deportistas: Naoko Takahashi, oro en el maratón de los JJOO de Sídney-2000, y Kuniko Obinata, esquiadora alpina paralímpica ganadora de varias preseas. Las otras diez nuevas seleccionadas provienen de diversos campos como la administración deportiva, el mundo de los negocios o el medio universitario.

«Uno de los principios fundamentales del olimpismo es la igualdad de todos», recordó Hashimoto. Además, afirmó que las llegadas de mujeres no fue una medida política, sino que son personas con los conocimientos suficientes para sacar adelante un proyecto que tiene demasiados detractores.

Los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, aplazados el año pasado por la pandemia, están programados del 23 de julio al 8 de agosto, pese a la persistencia de la crisis sanitaria. El caso Mori empañó un poco más la imagen. Además, a un importante número de japoneses todavía se muestran reacios a celebrar el evento este año.

De acuerdo a un nuevo sondeo realizado a unos 2.300 japoneses publicado este miércoles por el diario nipón Yomiuri, un 58% de los preguntados dijeron que no querían los JJOO, por temor a un aumento de los contagios.

Marzo es un mes clave para Tokio 2020

Llegó a uno de los meses claves para el evento. Será cuando se responderán una de las preguntas más importantes y que el Comité Olímpico Internacional (COI) hizo todo lo posible para que fuera positiva: ¿Se permitirá el ingreso de público a los Juegos Olímpicos?

El Comité de Organización de Tokio 2020 tomará una decisión antes de finales de marzo sobre la presencia de espectadores extranjeros. Además, antes de finales de abril sobre el número de personas que podrán asistir a cada competición.

Las mujeres aumentaron dentro del comité organizador- Foto AFP

La seguridad de los japoneses «es la prioridad», explicó Hashimoto a la prensa, después de reunirse con responsables del Comité Olímpico Internacional (COI), del gobierno japonés y de las autoridades metropolitanas de Tokio.

Hashimoto precisó que se tomaría una decisión a finales de mes, idealmente antes del comienzo del relevo de la antorcha olímpica el 25 de marzo. Sin embargo, algunos medios japoneses aseguraron que el gobierno ya optó por unos Juegos sin espectadores extranjeros.

«Realmente debemos reflexionar sobre las cepas mutantes del virus», declaró la exdeportista de élite y exministra. «La ansiedad permanece entre los ciudadanos», que se han vuelto hostiles en su mayoría a acoger los Juegos Olímpicos (23 de julio-8 de agosto). «Y mientras haya ansiedad, tendremos que trabajar para garantizar su seguridad», insistió.

Tokio está actualmente bajo el régimen de estado de urgencia, con una capacidad limitada a 5.000 personas para los eventos deportivos. Esta medida expira el 7 de marzo pero debería prolongarse dos semanas, según varios medios nipones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba