¿Cómo entrena un equipo de nado sincronizado en cuarentena?

El futbolista se mantiene en forma con ejercicios aeróbicos, los beisbolistas improvisan una caja de bateo en la sala de la casa y los skaters encuentran la forma para montarse en una patineta. Pero, ¿cómo hace un equipo de nado sincronizado para entrenar sus rutinas?

Los atletas de la natación artística son de los más afectados por la pandemia provocada por el coronavirus. Los elementos fundamentales en sus sesiones, están inhabilitados. No pueden ir a una piscina porque romperían las normas de seguridad. Tampoco pueden encontrarse con el resto del equipo, porque eso violaría el aislamiento colectivo.

El equipo español de nado sincronizado, conformado por 15 personas, encontró la forma para entrenar en cuarentena. A lo único que renunciaron es al agua, pero con cámaras lograron trabajar en lo más importante: sincronización en las rutinas.

La agenda de las atletas es muy parecida a si estuviera abierto el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat en Cataluña. Se despiertan a las 7:30 de la mañana. Hacen todas las actividades mañaneras y a las 9 prenden el computador. Ingresan a la aplicación Zoom y el grupo se une en una videollamada con todo el equipo. Realizan el calentamiento de 10 a 12. La sesión finaliza con una hora de las rutinas con una especie de taburete muy utilizado en yoga e ideal para hacer posturas invertidas

“Mantenemos los horarios y nos entrenamos igual, solo que no podemos hacerlo dentro de la piscina”, aseguró Meritxell Mas, una de las nadadoras al diario El País. “Así podemos estar con todo el cuerpo vertical, es la mejor manera para conseguir una postura similar a la que tenemos dentro del agua”.

Pero no todo es perfecto. Debido a la demanda de las conexiones en la actualidad, la imagen y las voces llegan con retraso. Por supuesto, la sincronización no es perfecta, sin embargo, es una opción para mantenerse entrenando.

“Pero, vamos encontrando las formas y las soluciones. Intentamos tirar mucho de creatividad”, finalizó.

Nado sincronizado, con Tokio 2020 entre ceja y ceja

Los Juegos Olímpicos están aplazados, no cancelados. Por eso, el equipo sigue enfocado en prepararse para Tokio 2020, aunque se realizará en definitiva en 2021. Es por eso que ni siquiera el confinamiento evitará la preparación.

“Obviamente, en el CAR teníamos muchas horas de agua, pero estamos trabajando muchísimo. Creo que es importante estar ocupado, no tener mucho tiempo libre para pensar. Tener tantos entrenos me va muy bien. Es bueno tener unos horarios y una rutina, si no el cuerpo pierde el ritmo. A mí se me pasan las semanas volando”.

La capitana que el equipo asumió con madurez el aplazamiento. “No es que se hayan cancelado, solo se atrasan un año. No tenemos todo el trabajo perdido. Tenemos un año más para mejorar y poder perfeccionar o retocar nuestras rutinas. Al principio se hizo duro, pero cuando volvamos al agua seguiremos preparándonos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba