Óscar De La Hoya y las leyendas que decidieron volver

En tiempos en los que el marketing dicta la pauta, el deporte se rinde a sus pies. Primero fue Mike Tyson, esa masa de músculos que parecía iba camino a ser el mejor de todos los tiempos. Ahora le tocó el turno a Óscar de la Hoya, el “niño bonito” del boxeo quien decidió, 13 años luego de su último combate, regresar a los ensogados para volver a pelear.

Y es que los cincuentones no aguantaron más seguir viendo las peleas desde una silla. Mucho menos Óscar de la Hoya que se convirtió en un gran promotor al fundar “Golden Boy”. El pegador de ascendencia mexicana, pero nacido en Los Ángeles, será la estrella de una cartelera que ya tiene fecha, el 3 de julio, pero no rival. Al menos no lo anunció.

Con 48 años, De La Hoya ya había dicho, a mediados del año pasado, que saldría de la jubilación. Pero este fin de semana sorprendió a más de uno cuando anunció su regreso. El anuncio se dio en el marco de la conferencia de prensa de la cartelera entre el youtuber Jake Paul y el luchador olímpico Ben Askren el 17 de abril.

Precisamente Jake Paul se convirtió en una celebridad en la UFC al darle una paliza al exNBA Nate Robinson. El youtuber noqueó a la estrella de las clavadas en la NBA y exjugador de Guaros de Lara en Venezuela, con golpes fulminantes en el segundo round.

“Ha estado entrenando y, en sus propias palabras, es más fuerte y mejor que nunca”. Así lo dijo Ryan Kavanaugh, director ejecutivo de la empresa matriz de Triller, Proxima Media. La pelea se llevará a cabo en el estadio AT&T de Arlington, donde juegan los Dallas Cowboys.

¿Quién sería el rival?

Ni De La Hoya, ni Kavanaugh dieron luces sobre quién sería el rival del mexicano-americano. Pero una fuente a la que tuvo acceso ESPN asegura que sería una figura de la UFC por lo que ya comenzaron a saltar nombres.

Uno de ellos es un viejo conocido. Se trata del irlandés Conor McGregor que últimamente es más noticia por la veta de su empresa de Whisky, que por lo que puede hacer en el octágono. No sería la primera vez que el nativo de Dublín suba al cuadrilátero, puesto que ya se enfrentó, y perdió, ante Floyd Mayweather Jr.

Según el portal El Español, “The Notorious” recibió el permiso por parte del equipo de Saúl “Canelo” Álvarez para entrenar junto a ellos. Aunque el irlandés tuvo un triste regreso al octágono al perder con Dustin Poirier, en una pelea de la que salió bastante golpeado.

Uno de los posibles rivales de Óscar de la Hoya pudiese ser Conor McGregor / AS

Sin rival definido, de la Hoya se seguirá entrenando para su regreso. No pelea desde la derrota ante el filipino Manny Pacquiao en 2008. Fue la sexta en su carrera por 36 victorias, con 30 KO. Pero esa derrota pesó demasiado para un “Golden Boy” que ya veía como no podía ganarle a los rivales más aquilatados que enfrentaba.

Entre el 2003 y 2008, de la Hoya no pudo ganar dos peleas seguidas. En ese período cayó ante Shane Mosley, Bernard Hopkins, Floyd Mayweather, Jr., y el mismo Pacquiao. A su vez, pudo ganarles a Felix Sturm, Ricardo Mayorga y Steve Forbes.

Pero la carrera de Óscar de la Hoya es una de las más impresionantes en la historia del boxeo. Fue campeón en seis divisiones diferentes y además, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

Mike Tyson probó regresar y le agarró el gusto

Mike Tyson fue un boxeador capaz de despertar cualquier tiempo de sentimientos. Desde admiración por la forma como barrió con gran parte de sus rivales, hasta bochorno por episodios como cuando le mordió la oreja a Evander Holyfield.

Pero el recuerdo de sus buenos momentos no se ha esfumado. Con 54 años, Tyson volvió a pelear 15 años después de su último combate. Lo hizo en una exhibición ante Roy Jones Jr., el pasado mes de noviembre.

A pesar de que muchos quedaron con ganas de ver más, no se le puede pedir a Tyson que se mantenga igual que en otros tiempos. Ambos pegadores se quedaron por ocho asaltos sobre el ring y la decisión fue dividida, aunque Tyson buscó más la pelea.

Y se sintió tan bien que esta semana anunció que el próximo 29 de mayo subirá de nuevo al cuadrilátero. Tyson aseguró que peleará con Holyfield en Miami, rememorando aquel combate, tristemente célebre, en el que le mordió la oreja. “Holyfield es un hombre humilde, lo sé y es un hombre de Dios, pero yo soy un hombre de Dios. Escucha, voy a tener éxito el 29 de mayo”, dijo Tyson. Evander ahora tiene 58 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba