Presencia de Rusia en Tokio 2020 pende un hilo

Una nueva polémica del deporte en Rusia podría dejar sin Juegos Olímpicos a sus atletas. La Federación Rusa de Atletismo (Rusaf) no pagó a tiempo una multa impuesta por la Federación Internacional (World Athletics) por violación de reglas antidopaje, por lo que las posibilidades de estar en Tokio 2020 son cada vez menores.

«Desgraciadamente, este dinero no ha sido encontrado», afirmó este miércoles el presidente de Rusaf, Evguéni Iurchenko, citado por la agencia pública TASS. Además, el portavoz afirmó que se mantienen las negociaciones con la World Athletics.

Sin embargo, el reglamento es claro. La Rusaf tenía hasta el 1 de julio para pagar esta multa de cinco millones de dólares impuesta en marzo por World Athletics.  En caso de no pagar en los plazos acordados, su cuota de diez atletas rusos autorizados a participar en los Juegos de Tokio con bandera neutra, está teóricamente suspendida.

Tras alegar «falta de recursos financieros», Evguéni Iurchenko dijo esperar «el buen sentido por parte de World Athletics». Principalmente porque la pandemia que provocó el «coronavirus» y «la situación económica difícil en el mundo», era imposible reunir esa cantidad de dinero.

«Debo precisar que la suma pedida es mucho más elevada que la que es mencionada por los medios», continuó Iurchenko.

Citado por las agencias rusas, el ministro de Deportes, Oleg Matytsin, anunció este miércoles que su ministerio había enviado una carta a World Athletics y al Comité Olímpico Internacional (COI) para que «las sanciones contra la federación no repercutan en la actividad de nuestros deportistas».

Atletas rusos no escondieron su preocupación

La posibilidad que miles de atletas rusos queden fuera de Tokio 2020 es real. Tampoco se trata de una amenaza política. Por eso, varios deportistas empezaron a pronunciarse y solicitar medidas para no perder un derecho por errores de otros.

La semana pasada, las estrellas del atletismo ruso, Maria Lasitskene, Sergey Shubenkov y Anzhelika Sidorova, hablaron al presidente Vladimir Putin de la «situación catastrófica» de su deporte. Además, pidieron actuar para no ser privados de los Juegos Olímpicos.

World Athletics congeló en noviembre de 2019 el proceso que permite a atletas rusos limpios participar en competiciones fuera de su país. La sanción llegó por la acusación contra Rusaf de ayudar al subcampeón del mundo de altura en 2017, Danil Lysenko, a escapar a una sanción por faltar a sus obligaciones de localización para controles antidopaje inesperados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba