Simone Biles no le pierde la vista a Tokio

Uno de los temas que dio mucho de qué hablar al inicio del año fue: ¿Qué ocurrirá con los Juegos Olímpicos? 

Desde el anunció del COI sobre la suspensión Tokio 2020, el calendario deportivo ha tenido que cambiar drásticamente. Para algunos deportistas individuales, como es el caso de la gimnasta estadounidense Simone Biles, la cosa ha sido un poco más compleja. Y hasta admitió tener dudas sobre si podrá realmente estar en las próximas competiciones.

Dentro de los planes de la norteamericana, que actualmente tiene 23 años, estaba retirarse del deporte al finalizar los juegos de Tokio 2020. Y no iniciar una preparación extra de 15 meses más, hasta llegar la competencia.

«Es mucho, mental y físicamente, incluso llego a dudar si mi habilidad puede estar en lo más alto por un año más», confesó Biles.

«Mi motivación ahora es demostrarme a mí misma que puedo participar una vez más, puedo hacerlo nuevamente y espero poder estar mejor de lo que estaba en Río», prosiguió la estadounidense.

Biles es la gimnasta más ganadora en la historia del campeonato mundial de la disciplina y perdió la oportunidad de hacer historia a nivel Olímpico este verano y por ahora, tuvo que rehacer su calendario para programarse para el 2021.

Cabe destacar que los atletas de cualquier disciplina crean sus calendarios y programan su preparación de acuerdo al lugar y fecha donde se llevarán a cabo los Juegos, de tal manera que alcancen su máximo rendimiento para ese momento. Hacer la reprogramación de un atleta de alto rendimiento, alargando lo que viene preparando durante cuatro años, puede llegar a ser complicado, debido a que ya no sólo influye la parte física, también entra en competencia la parte psicológica.

«Lloré» confesó Biles, «la verdad, no sabía por dónde iniciar con las noticias, en este momento hay problemas más grandes que posponer los Juegos Olímpicos. Pero ya estaba preparada para salir en tres meses y terminar con todo», dijo la gimnasta al referirse a sus sentimientos encontrados.

«Estaba 100% preparada para salir y darlo todo en la competencia, tenía mi mente puesta durante cuatro años en esto, entonces ¿Cómo pasas de que te digan: hey, lo siento, otro año más?; es difícil reestablecer todo el calendario y el reloj cuando te has estado preparando toda tu vida para este momento, así que tener este retraso es algo aplastante», expresó Simone.

A un segundo de renunciar

Por un instante, la gimnasta confesó estar a punto de renunciar a su sueño Olímpico y no continuar hasta la fecha reprogramada para el próximo año.

«Un poco, si», dijo Biles. «Es complicado, pero creo que soy bastante fuerte física y mentalmente, así que asumiré el reto y lo superaré como todos los demás. Siento que no he llegado tan lejos como para rendirme sin competir, quiero ser yo quien tome la decisión si he terminado con el de deporte o no». 

Los retos que debe afrontar 

A los 23 años, Biles se describe a sí misma como «bastante vieja» para la categorización de una gimnasta, sin embargo, se siente en su mejor momento: «Físicamente, ya soy mejor de lo que fui en Río, así que eso es algo positivo; Pero mentalmente, tendré que estar en la cima de mi juego. Eso será lo más difícil», acotó.

La experiencia adquirida en Rio 2016 y en las competencias mundiales la ha colocado en una jerarquía superior. «Era una novata en Río, ahora soy una veterana. En cierto modo, la segunda vez es casi más aterradora, porque tengo muchas expectativas que intento mantener», expresó. 

Con la tensión de saber si podrá llegar a sus segundos Juegos Olímpicos. Mantiene muchas dudas. «Nos presionamos mucho, eso es algo que no todo el mundo llegaría a entender realmente. Al final del día, esa es nuestra vida, así es como hacemos dinero, así es como avanzamos y así es como se nos conoce». Pero no pierde su meta. «Cuando salgo a competir, me presiono más que nadie; Porque sé lo duro que he trabajado. Quiero hacerlo bien. Quiero tener éxito», concluyó Simone.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba