El “Yurchenko”, la nueva ejecución de Simone Biles que solo ha sido vista en la gimnasia masculina

Cuando se habla de la gimnasta de más popularidad en el mundo en el último lustro, es muy probable que la estadounidense Simone Biles sea la elegida. Es considerada una de las mejores gimnastas de la historia, y ese título lo ha argumentado con una amplia colección de medallas de oro, tanto de Juegos Olímpicos como de campeonatos estadounidenses y mundiales.

La postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, debido a las dificultades generadas por COVID-19, hizo que el mundo del deporte se perdiera momentáneamente de Simone Biles. Se suponía que después de la cita, la virtuosa estadounidense se retiraría, con 23 años. Así de corta es la vida de una gimnasta de alto rendimiento.

Lee también: Yoshiro Mori, una carrera sumergida en polémicas

Una de las razones que ha colocado a Simone Biles como la mejor gimnasta del mundo en los últimos años es su capacidad para innovar. Ella ha llevado a la rama femenina de su especialidad hasta límites que nunca antes se habían visto. Y lo ha vuelto a demostrar. Ahora parece tener curado un movimiento que solo ha sido ejecutado con éxito por gimnastas masculinos: el “Yurchenko” doble mortal carpado.

El gran movimiento de Simone Biles

Simone Biles lo desarrolla sin mayores inconvenientes. Eso se puedo ver en un programa especial que le dedicó la cadena CBS en “60 minutes”. A la quíntuple campeona del mundo se le ve tomando vuelo hacia el potro y desplegar el Yurchenko; es uno de los movimientos de mayor complejidad y que aporta más puntos en la rama masculina.

Sin muchos problemas, Simone Biles logra lo que se le pide al gimnasta que desee retar al peligroso Yurchenko: gran altura para poder hacer el doble giro con el cuerpo carpado en 90 grados, y la precisión y control de la energía cinética para no darse un golpe en la espalda en el aterrizaje. No es una figura para novatos, ni siquiera para buenos atletas que no están en lo más alto de la gimnasia mundial.

“Es muy complicado”, dijo el francés Laurent Landi, entrenador de Simone Biles, durante el reportaje de la cadena CBS. “El mayor temor es que se puede uno dañar los tobillos. Es muy peligroso”.

¿Una figura demasiado peligrosa?

La pregunta es si la gimnasta Simone Biles lo va a ejecutar en los Juegos Olímpicos de Tokio, pautados a ser inaugurados el 23 de julio, en el Estadio Olímpico de la capital japonesa. La estadounidense va defender varios de los oros que ganó en Río 2016, cuando se convirtió en una de las mayores atracciones del deporte. Obtuvo áureas en el múltiple individual, el salto al potro y las rutinas de suelo; así como en la competencia por equipos con el seleccionado de Estados Unidos que superó a Rusia y China. En el salto, Biles se impuso a la rusa Mariya Paseka.

Sin embargo, hay posibilidades de que el comité técnico de la Federación Internacional de Gimnasia no apruebe el movimiento, así como le ha sucedido a Biles en el pasado con otras ejecuciones. Hay probabilidades de que las autoridades decidan devaluar el valor de la figura para evitar que otras gimnastas se empeñen con emularla. La cantidad puntos otorgados haría que el Yurchenko no valiera mucho la pena, pues es un movimiento de alto riesgo. Si eso llega a ocurrir, quizás Simone Biles solo lo dejaría para contadas exhibiciones, más que para competencias oficiales.

Si bien parece que se acerca su despedida, Simone Biles sigue siendo reconocida como la mejor gimnasta del mundo. Su única “debilidad” ha sido las rutinas en la viga de equilibrio, en las que fue superada en Río 2016 por la holandesa Sanne Wevers y la estadounidense Laurie Hernández, quedándose con el bronce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba