Squashista Juan José Torres basa su carrera en la disciplina para llegar lejos

Colombia vive y respira fútbol y ciclismo. Dos deportes que se consideran como los más seguidos en este país. Pero en otras disciplinas los cafeteros también destacan, algunas que quizás carecen de exposición en los medios. El squash es una de ellas, a través de la figura del joven Juan José Torres.

Desde España, Torres habla de su actualidad y de cómo ha llevado sus entrenamientos. «Este inicio de pretemporada ha sido muy progresivo y junto a mi entrenador lo hemos manejado muy bien, ya que he podido controlar mis cargas y he subido la intensidad de a poco para que, en una semana, pueda llegar a mi tope», empieza contando.

Como para cualquier deportista, Juan Torres también ha tenido dificultades por todo el parón a causa de la pandemia. «Lo más difícil ha sido volver a coger el ritmo. Es complicado volver a empezar después de haber parado tanto tiempo. Creo que el hecho de volver a las canchas y estar con un grupo que me ayuda a mejorar ha sido algo muy bueno. Estoy contento y me siento muy feliz. Es una oportunidad muy grande. Es volver a jugar el deporte que amo», destaca el colombiano a pesar de los malos momentos.

Sin dejar de lado el estudio

Juan Torres se confiesa como una persona muy disciplinada y es por eso que no extraña que tenga el estudio entre sus prioridades.

«En este momento estoy de vacaciones pero lo estoy haciendo. Yo estoy en un home scholl de estudio virtual, todos los días, de lunes a viernes», relata.

«Creo que es algo muy difícil pero la cuestión más importante es aprender a organizar los tiempos. Partiendo desde esa base de la organización, se puede manejar y me puedo adecuar a los horarios. Así puedo complementar las dos (estudios y deporte) y llegar a un buen nivel en ambos».

A pesar del parón Juan Torres tuvo un excelente año

Antes de que prácticamente el mundo se parara por el COVID-19, Juan José Torres participó y lució con creces en las competiciones que estuvo.

«Este año competí en un Abierto Mundial en Escocia y otro en Inglaterra. En Escocia salí campeón y luego en febrero fui a un Sudamericano en Quito, Ecuador, donde conseguí tres medallas de oro, de tres torneos», expresa.

«El de Escocia es un torneo que yo había jugado cuatro veces y había quedado segundo en tres ocasiones. Esta vez ganar fue especial, me sentí contundente. La base que tenía de entrenamiento fue clave. Yo había estado en Egipto dos meses antes de la competencia y eso me ayudó mucho a mejorar mi nivel. Luego volví a Bogotá y me mantuve entrenando, y la verdad es que me sentía con un nivel muy alto. Lo otro fue la mentalidad que traía para llegar este año a ganar ese torneo. Era la meta que tenía», admite el adolescente de 15 años.

Reflexiones y expectativas

«En cuanto a lo personal este tiempo me ha ayudado a focalizarme en distintos tipos de metas. No únicamente en los objetivos de torneos sino también en metas más físicas y de nivel de juego para mí. He encontrado la manera de mantenerme motivado a pesar de todo lo que ha ocurrido y me he mantenido con un estado de ánimo alto», confiesa.

«Espero subir mi nivel y volverme un jugador más ofensivo en cancha; mi juego es básicamente muy defensivo, entonces quiero cambiar esa mentalidad», atina a decir en cuanto a lo que espera mejorar.

España es su actual base y desde allí aspira seguir creciendo como jugador. «Hay formas muy diferentes de jugar el squash, pero aquí en Barcelona se basan mucho en un ritmo alto y de pocos errores. Ese es el enfoque de ahorita», comenta.

Juan tiene en diciembre tiene tres Abiertos Mundiales y su meta es ganar al menos dos de ellos. Uno es en EEUU y otro en Escocia. Luego en febrero tiene una nueva cita con el Sudamericano y más tarde el Mundial Juvenil sub-19. Una agenda bien apretada para quien pretende escalar con esfuerzo y pasos seguros y así alcanzar sus metas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba