Tour de Francia reta el invicto del coronavirus

Hasta el momento, en cada oportunidad que el coronavirus o COVID-19 se subió al cuadrilátero contra un evento deportivo, terminó alzando los brazos en señal de victoria. Su rostro finalizó sin magulladura, ni sudor por realizar un esfuerzo elevado en el combate. El Tour está en la mira.

Contra el fútbol europeo ganó por nocaut en los primeros asaltos y las Grandes Ligas se rindió sin ni siquiera iniciar el combate. Mientras que ante los Juegos Olímpicos se tardó un poco más, pero la victoria la consiguió el coronavirus por decisión unánime.

Ahora hay un nuevo contendiente por el cetro. Es el Tour de Francia, que a pesar de ver a otras competencias caer a la lona, se ve con todos los recursos para vencer a la pandemia que cambió el día a día del mundo.

“Estamos en contacto con ASO –la empresa organizadora de la carrera–, y es de suma importancia que estos eventos –en referencia al Tour de Francia–se puedan celebrar”, dijo la ministra de Deportes, Roxana Maracineanu en ‘France Inter’. La funcionaria mantuvo que las fechas previstas de la competición, desde el 27 de junio hasta el 19 de julio, se mantienen.

Coronavirus arrasó el calendario deportivo

Una vez que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fueron pospuestos de forma oficial, al igual que la Eurocopa de fútbol, el deporte se apagó. Solamente el Tour de Francia queda como el evento deportivo importante que se disputará en verano.

Sin embargo, fuentes con conocimientos en las decisiones del Tour de Francia aseguraron al Le Parisien que hay temor. Por eso, están comenzando a estudiar opciones para evitar contagios y se garantice la salud de los ciclistas.

Son unas duras medidas restrictivas para frenar en la medida de lo posible el coronavirus. Las jornadas serán sin la presencia de público en las salidas y en las llegadas, con dos equipos como muchos concentrados en el mismo hotel. Además, se pedirán a los ciclistas que permanecieran el mayor tiempo posible en sus autobuses y sin la opción de celebrar los triunfos al uso, con público. Tampoco una nube de fotógrafos ante el podio y sin nadie que encajara las manos al ganador.

También se habla de que una de las opciones es que tampoco haya la clásica caravana comercial que acompaña a cada etapa del Tour de Francia, para minimizar el impacto.

Lee también: Campeón olímpico contra el coronavirus: “Es el peor virus al que me enfrenté”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba