Valentina Junkar es el futuro del levantamiento de pesas colombiano

Valentina Junkar es una joven bogotana que ha llevado su vida y su carrera con base en la disciplina.

Decir que en 2018 ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires, cuando apenas tenía 16 años, ya es una muestra de lo que hace y de cómo lo hace.

Su deporte es el levantamiento de pesas, y su categoría la de los 55 kg. De allí parte su presente y su norte inmediato que, como a todos los deportistas, se vio afectado por la pandemia del COVID-19.

“Para este 2020 teníamos bastantes planes. No tanto para Tokio 2020 porque la clasificación comienza dos o tres años antes y yo todavía tenía apenas 15 años; sin embargo, sí estamos proyectándonos para París 2024”, afirma.

2020 estaba cargado de torneos y competencias que triste, y obligatoriamente, se tuvieron que suspender: “Este año teníamos varios campeonatos importantes como el Mundial sub-20 en Rumania, el Panamericano, el Sudamericano y todos los eventos juveniles nacionales e internacionales, y que lamentablemente fueron cancelados”, cuenta Junkar.

Los planes cambiaron

Así como muchas otras disciplinas y eventos, Valentina también será parte de la nueva normalidad y vivirá en primera persona lo que es estar en una competencia a través de una computadora: “Por ejemplos los Nacionales van a ser vía virtual y no sé qué tan eficiente vaya a ser, pero la Federación está empezando a hacer unas pruebas. Así entonces ya tendríamos algo en disputa en uno o dos meses, pero claro, eso no es lo que uno estaba esperando porque lo que se venía era fuerte; por ejemplo, unos clasificatorios para los Panamericanos de 2021. Igual yo sigo con todas las fuerzas y entrenando duro a pesar de los cambios”, dice.

A pesar de todos los cambios, ha sabido asimilar que las cosas no fueron como las planificó.

“Van a haber varias dificultades. Tuvimos que alejarnos de nuestros compañeros, pero teniendo en cuenta que es por una buena causa, manteniendo la distancia para cuidarnos, vamos a proteger a la gente que queremos. Nunca hay que rendirse, siempre hay que buscar soluciones por más difíciles que parezcan algunas veces las situaciones. Hay que buscar la manera de salir adelante”, argumenta.

Entrena muy duro para iniciar el ciclo hacia París 2024

Tomando en cuenta su edad, la atleta puso su mirada en el objetivo de París 2024: “Todo comienza después de los Panamericanos Juveniles del año que viene, empezar a clasificar a los eventos mayores, meterme a la selección de mayores. Estamos haciendo una proyección de marcas y viendo los rivales que pueden haber. La idea es participar en todos los eventos de los 55 Kg”.

Para ello la joven junto a su familia tuvo que moverse, literalmente, para poder seguir entrenando. Como ella misma dice, una cosa es entrenar la parte física y otra muy diferente el poder tener todo acondicionado para levantar pesas.

“Yo venía entrenando muy duro, de hecho dos veces diarias, con once entrenamientos semanales, y de verdad ha sido un cambio muy drástico. Al principio de la cuarentena hice preparación física en la casa, pero ya después con mi papá nos dimos cuenta que esto se iba a alargar por mucho tiempo más y conseguimos una implementación del levantamiento de pesas. Ha sido una historia loca porque hay muchas restricciones en Bogotá, pero ahorita estamos en un pueblito (Tabio, en Cundinamarca) con parte de mi familia y aquí tenemos un sitio pequeñito de entrenamiento. No es lo mismo pero es algo con lo que se puede mantener parte de lo que es la práctica normal de las pesas”, explica toda la odisea.

Ha sabido aprovechar las oportunidades

Con todo el tema deportivo en su cabeza, Valentina Junkar también piensa de lleno en el estudio, mismo que piensa iniciar dentro de poco con la carrera de Administración de empresas.

Pero si hubo algo que le cambió la vida desde la adolescencia fue esa presea de plata que obtuvo en Argentina.

“Definitivamente después de esa medalla relativamente mi vida cambió. Gracias a eso pude conseguir muchos reconocimientos, conseguí una beca que me puede ayudar ahora cuando empiece mis estudios, también obtuve otra beca que me ayudó a mejorar toda mi implementación, para mejorar mi inglés, pude ayudar a mi familia. Adquirí mucha experiencia; se puede decir que con eso me convertí en una atleta élite de excelencia. Fueron muchos factores y un cambio muy drástico. En los siguientes años mejoré mis marcas y volví a ser campeona. Entonces fue el inicio de una nueva etapa que es muy satisfactoria para mí”, cierra la prometedora bogotana Valentina Junkar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba