Venezuela tiene su relevo en la natación

Venezuela hace unos años tenía una gran preocupación, la generación de relevo en la natación. Una disciplina que le ha dado logros al país, pero que, tras problemas federativos y otros males en las piscinas del país, se veía sumida en la oscuridad. El Suramericano que se realizó en Buenos Aires mostró que, aunque hubo un retroceso, hay esperanzas de tener buenos nadadores que representen al país.

Aquellas generaciones de Ramón Volcán, Mariaelena Huen, Rafael Vidal, Alberto Mestre, Francisco Sánchez, Ricardo Monasterios, Arlene Semeco, Albert Subirats y Andreina Pinto, parecían no tener relevo. Incluso la generación de Cristian Quintero y Carlos Claverie parecía perderse en el ostracismo, pero hay un grupo que permite soñar.

Alberto Mestre Jr., María Yegres, Jorge Otaiza y Lismar Lyon son algunos de los nombres que en el futuro cercano van a cargar con la natación de Venezuela. En el Suramericano ya lo demostraron.

De tal palo tal astilla para representar a Venezuela

Uno de los grandes nadadores que ha tenido Venezuela en la década de los ochenta fue Alberto Mestre. El espigado atleta fue exitoso con el país y dejó su semilla para que continuara su legado. Mestre llegó a quedar en el quinto puesto en unos Juegos Olímpicos y ahora su hijo, Alberto Mestre Jr., que es casi una copia al carbón de su padre, tiene la meta olímpica entre ceja y ceja.

Mestre Jr. logró un par de marcas B para los Juegos Olímpicos de Tokio y además consiguió su pase en los 100 y 50 metros libres para los Panamericanos Junior que se celebrarán en Cali este año. El criollo obtuvo plata en los 100, oro en los 50 y otra plata en el relevo 4×100 libre.

El nadador de la Universidad de Stanford se proyecta como el velocista del futuro en Venezuela y busca emular a su padre y convertirse en la segunda pareja de padre-hijo venezolana en participar en los Juegos Olímpicos.

La sorpresiva Yegres

Con apenas 16 años de edad, María Yegres despuntó en el Suramericano de mayores. La criolla logró una marca B para los Juegos Olímpicos de Tokio. Además, logró al menos dos marcas para estar en los Panamericanos Junior y se codeó con atletas muchos mayores que ella.

Yegres no se amilanó en pruebas fuertes como los 400, 800 y 1500 metros libres, esta última en la que consiguió la marca B olímpica. La criolla ya fue comparada con Andreina Pinto, finalista olímpica, pero la adolescente aún tiene un camino por delante que se avizora de gran manera.

Otaiza respondió

Jorge Otaiza es una de las grandes promesas de Venezuela. Compite con el Fenerbahce de Turquía, algo no muy común, pero es una de las grandes instituciones deportivas del mundo.

El criollo logró una medalla de plata en la prueba de 100 metros mariposa y también un quinto lugar en los 200 mariposa. Además, obtuvo su clasificación a Cali para disputar los Panamericanos Junior.

Otros nombres acompañarán a Venezuela en el futuro, Lismar Lyon, Andrea Santander y Aitor Fungariño, entre otros.

A la fecha Venezuela no tiene clasificados directos a Tokio. La natación venezolana no ha faltado a la justa olímpica desde 1968, en México fue la última ocasión que no hubo representantes por el país.

El presente se denota complicado, pero el futuro podría darle brillo a una disciplina que le dio a Venezuela una medalla olímpica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba