Tiger Woods seguirá su recuperación en centro ortopédico especializado

Tiger Woods continúa con su extenso y difícil proceso de recuperación de la delicada lesión que terminó en su pierna derecha tras el accidente que sufrió en Los Ángeles. Pero necesitará ayuda. Por eso, lo trasladaron a otro hospital en California, uno con un equipo ortopédico especializado que le garantizarán una optimización de la rehabilitación.

De momento, se recibieron detalles sobre si existió una mejoría durante las primeras horas tras el siniestro. Lo que sí se confirmó es que el doctor se encargó de sus cuidados hasta el momento, pasará el testigo a otro especialista.

«Woods fue transferido a Cedars-Sinai Medical Center para seguir con la atención ortopédica y la recuperación», dijo en un comunicado Anish Mahajan, director ejecutivo interino de Harbor UCLA Medical Center.

«Para respetar la confidencialidad del paciente, Harbor UCLA Medical Center no proporcionará ninguna otra información sobre la atención al paciente», agregó. «En nombre de nuestro equipo, fue un honor ofrecer atención traumatológica ortopédica a uno de los mayores atletas de nuestra generación».

Woods llegó a un imperio médico

Un deportista de la talla de Tiger Woods ameritaba los mejores cuidados disponibles en los Estados Unidos. Afortunadamente, dentro de Los Ángeles hay un lugar para atender a pacientes con lesiones similares y, como el aspecto económico no será un inconveniente, no hubo dudo por parte del entorno del golfista que solo había un destino posible.

Cedars-Sinai Medical Center será el centro de rehabilitación para Woods. Está situado cerca del área de Beverly Hills, y es uno de los mayores hospitales de Los Ángeles con una capacidad de más de 800 camas y más de 2.100 médicos, según su sitio electrónico.

A Non-Profit Hospital in Los Angeles | Cedars-Sinai
Woods estará en un centro especializado

Su página oficial garantizó que cuentan con todos los avances tecnológicos y el talento humano para arreglar cualquier lesión. Incluso las graves, como es el caso de Woods. Ante la posibilidad de que el estadounidense desee recobrar su carrera, no había otro centro al que pudiera recurrir.

Woods, de 45 años, lo trasladaron en ambulancia la mañana del martes al Harbor UCLA Medical Center, especializado en traumatología, después de estrellarse solo con su todoterreno en una sinuosa carretera de la localidad de Ranchos Palos Verdes, al sur de Los Ángeles.

Al golfista lo intervinieron quirúrgicamente de urgencia por graves heridas en su pierna derecha. Tiger sufrió fracturas abiertas en la parte superior e inferior de la tibia y el peroné y lesiones adicionales en los huesos del pie y el tobillo, según detalló el propio Anish Mahajan en un comunicado difundido por la fundación de Woods la noche del martes.

Investigaciones continuarán

Con el proceso de recuperación de Tiger Woods en marcha, es poco lo que se conoció del accidente. De momento, se confirmó que el estadounidense no estaba bajo efectos del alcohol o cualquier otra sustancia. Sin embargo, son más informaciones obtenidas por periodistas mediante fuentes.

Mientras tanto prosiguen las investigaciones sobre las causas exactas del accidente, que podrían prolongarse varias semanas. Incluso meses, de acuerdo a medios internacionales que recordaron otros accidentes como el Kobe Bryant, que recibió sus primeros resultados un año después.

El miércoles, la policía avanzó que, aunque Woods seguro manejo a mayor velocidad de la permitida, no se presentarán cargos en su contra por conducción imprudente. De momento se desconoce la rapidez que alcanzó el deportista con su vehiculo.

El Genesis GV80 de Woods se salió de la vía, chocó contra el bordillo y contra un árbol. Luego, dio varias vueltas de campana antes de terminar volcado en una zona de vegetación, donde el golfista fue encontrado en estado consciente.

Woods fue “muy afortunado” de sobrevivir al accidente, afirmó el agente Carlos González, primer rescatista que llegó al lugar del accidente. El funcionario comentó que, entre los factores a favor del atleta, era que manejaba un vehículo todoterreno y el hecho de que “llevaba el cinturón de seguridad abrochado”. No se hallaron evidencias de que Woods estuviera bajo los efectos del alcohol o algún tipo de droga, informó el departamento.

Tiger Woods es uno de los mejores golfistas de la historia, con 15 victorias de Grand Slam y un total de 82 trofeos del circuito PGA, una marca solo igualada por el legendario Sam Snead. Su vida, llena de polémica y excesos, tiene un escollo enfrente. Todo indica que lo superó, pero quizás el precio que pagó fue su carrera dentro de la cancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba