Yulimar Rojas sobre Venezuela: El deporte está agonizando

La campeona del mundo en salto triple, Yulimar Rojas, habló con sinceridad y además hizo un llamado para que apoyen a los atletas. A pesar de brillar con sus saltos, le frustra ver cómo el deporte venezolano está agonizando. Recordó la falta de pistas de atletismo en el país, y añoró los Juegos Nacionales que no se hacen desde años.

La dueña del récord mundial de salto triple en pista cubierta es considerada una de las mejores atletas de Venezuela. Sus logros y carisma le han permitido el reconocimiento del mundo. Su figura es motivo de alegría, siempre está bailando y con una sonrisa. Sin embargo, en un live de Instagram con Punto Olímpico, dejó a un lado la risa para sincerarse y hablar de la situación que vive el país.

“Venezuela no está pasando por un buen momento en todos los sentidos. El deporte nacional se ha visto involucrado y ha decaído muchísimo. El apoyo no se ha brindado de la mejor manera. Muchos atletas han dejado de entrenar por eso. Hay pérdida de talento por falta de apoyo; unos zapatos, una beca. De ese empujón que todos necesitamos”, declaró Yulimar, quien recordó que muchos deportistas dejan de ir a las competencias por falta de recursos.

Su nombre en diversas oportunidades ha sido relacionado con la política. “Muchos piensan que me dan tanto, que me pagan todo. No es así. Yo estoy aquí y no es que estoy bien apoyada”, recalcó la morena de Anzoátegui. Rojas llamó a la reflexión, a poner las cartas sobre la mesa y trabajar para resurgir al país.

“Hay muchas cosas que están mal hechas y gracias a eso el país no está bien ahora.  El deporte está agonizando. Lo que más me encantaría es que las cosas mejoren en mi país. Que Venezuela pueda salir del hoyo”, reflexionó sobre la crisis que atraviesa su tierra. No señaló a nadie, solo dio su opinión en búsqueda de que pueda llegar a los responsables.

Su frustración panamericana

Venezuela culminó los Juegos Panamericanos 2019 con 43 medallas, en el duodécimo lugar de la tabla de 30 puestos por sus nueve medallas de oro. Es el peor puesto para el país desde 1975. Aunque Yulimar Rojas fue una de esas preseas doradas, ella analiza el resultado de la delegación con tristeza.

“Yo siempre seguía el cuadro de medallas de cada competencia del ciclo olímpico. Venezuela siempre estaba por encima de Colombia. En los Juegos Panamericanos me hizo sentir muy mal que Venezuela no haya obtenido las medallas que antes ganaba”, expresó su amargura por los resultados. Yuli sabe que gracias a todo lo que está pasando con los atletas el deporte ha decaído.

La atleta alzó su voz para invitar a que se analicen los resultados, vean qué hace falta y mejoren para que surjan nuevos talentos deportivos. La joven de 24 años piensa en el relevo y desea que cuando le toque retirarse no exista solo una Yulimar Rojas, sino tres o más. Su invitación es a que incentiven a las nuevas generaciones.

Y para que nazcan más Yulimar las pistas deben aparecer. Cada vez que gana una medalla o rompe un récord, las autoridades aprueban presupuestos para pistas que jamás se han visto. “Ya no tenemos pistas en el país. En Anzoátegui, la pista donde yo entrenaba murió. Cada vez que voy al país digo: no tenemos dónde hacer una competencia digna, una pista que esté bien. A mí me encantaría competir en mi país. Es uno de mis sueños. Ver las gradas llenas”, confesó a Punto Olímpico.

No solo pide para el atletismo, sino para el deporte en general. Le encantaría ser parte de unos Juegos Nacionales como lo fue en los juveniles 2013. “El año pasado en Colombia se hicieron los Juegos Nacionales y estuve pendiente. En Venezuela ya tienen varios años que no se celebran los Juegos Nacionales, (los últimos fueron en 2011). Es una pena muy grande. Somos un país con mucha potencia. Muchos niños que quieren hacer deporte, pero se preguntan: ¿para qué? ¿para que no me apoyen?”, comentó, quien en ese año fue la abanderada del estado Anzoátegui.

Amor por Venezuela

A pesar de todos los problemas, Yulimar Rojas asevera que ama a Venezuela. Gracias a sus saltos de más de 15 metros, hay países que se han acercado para ofrecerle que los represente. “Yo soy del país más bello del mundo. Representaré por lo que quede de mi carrera deportiva a mi país. Me encanta cuando llego y dicen Venezuela. Representar a otro país sería traición a mi patria. Venezuela para mí lo es todo”, aseguró.

El oro olímpico ronda en su mente, lo sueña y hasta se imagina cómo será la narración de ese día. A lo lejos escucha las gradas, levita como si estuviese en la pista y le sale una sonrisa cuando dice: 15.58. Porque más allá de la medalla, confía en romper el récord (15.50). Debido a la pandemia del Covid-19, este no será el año, pero su foco está en los Juegos Olímpicos de Tokio, que fueron reprogramados para 2021.

No se amilana ante un parón, se enfoca en su fortaleza mental. Sus ganas de seguir haciendo historia la mantienen de pie, pese a que los saltos también están en cuarentena. Solo espera que todo lo malo pase, tanto en el mundo como en su país, al que le desea que pueda levantarse y prosperar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba